Archivo de la etiqueta: javier esteban

ENCUENTRO CON FEDERICO MAYOR ZARAGOZA.

Encuentros Con Lo Sutil 81#

El miércoles 7 de noviembre a las 20 horas en el salón de actos recibiremos  al catedrático humanista Federico Mayor Zaragoza. Con Federico hablaremos  sobre temas como el poder, el capitalismo, los derechos humanos, la mujer, las desigualdades y explotación del hombre, la crisis ecológica mundial, la misión de la Ciencia hoy, la paz y el futuro de la especie y de la humanidad.

Estos asuntos serán abordados desde la amplia trayectoria profesional y experiencia personal de Federico Mayor Zaragoza, quien responderá las preguntas del profesor Javier Esteban, comisario del ciclo, para posteriormente entablar un coloquio y debate con el público asistente.

“Me gusta repetir -nos dice Mayor Zaragoza- lo que el Presidente Nelson Mandela, el hombre que demostró que muchos imposibles hoy son posibles mañana, me dijo un atardecer de 1996 en Pretoria: la mujer es la piedra angular de la nueva era porque sólo excepcionalmente utiliza la fuerza, cuando el hombre sólo excepcionalmente no la utiliza”.

Una declaración que se ve enriquecida por su expresa confianza en el ser humano, cuando afirma: “Estoy más convencido que nunca de que el poder ciudadano es tan potente como inexplotado. Constituye una fuerza extraordinaria pero aún adormecida. Ha llegado el momento de reaccionar, de que cada ser humano ocupe el lugar que le corresponde. Si quieres la paz, prepara la palabra, la mediación, la conciliación. Ya lo dijo Blas Infante: Nos quedará la palabra, y el éxito o el fracaso del futuro de la humanidad pasa, en una importante medida, por las ciudades”.

Nuestro invitado:

Federico-Mayor-1

Federico Mayor Zaragoza

Federico Mayor Zaragoza nació en Barcelona en 1934. Doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid en 1958, fue catedrático de Bioquímica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada en 1963, donde además fue Rector entre 1968 y 1972, cargo que abandonó al alcanzar la Cátedra de Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid, donde permaneció hasta el año 2004.

Co-fundador del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” en 1984 que dirigió hasta 1978. Fue ministro de Educación y Ciencia (1981-1982) y diputado del Parlamento Europeo (1987). Director General de la UNESCO (1987-1999), presidente del “European Research Council Expert Group” (2002-2005). Co-Presidente del Grupo de Alto Nivel para la Alianza de Civilizaciones (2005-2006). Presidente de “Initiative for Science en Europe” (2007-2010). Presidente del Consejo Directivo de la Agencia de Noticias IPS (2008-2012). Presidente de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte (2010-2017). Presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural de Sierra Nevada (2011-2017). En 1999 creó la Fundación Cultura de Paz, de la que actualmente es su presidente. Desde febrero de 2016, co-preside el Instituto Universitario de Derechos Humanos, Democracia y Cultura de Paz y no Violencia (DEMOSPAZ).

 

Una programación para la reflexión y el debate

El ciclo de actividades Encuentros con lo Sutilprogramado en el centro municipal Conde Duque se mantiene como referente de la cultura alternativa madrileña desde el año 2013. Su formato es participativo, variable e interdisciplinar y tiene por objeto generar y experimentar consciencia tratando temas relacionados con el humanismo y la ciencia.

 En el siguiente enlace podrá descargar sus tickets gratuitos. Hágalo sólo si va a asistir. Gracias



ENCUENTRO CON JAIME BUHIGAS. LO SIMBÓLICO, LO IMAGINARIO Y LO REAL

Encuentros con lo Sutil 48#.

Estimados amigos:

El próximo jueves 17 de marzo a las 20,00 horas recibiremos a nuestro invitado Jaime Buhigas: buscador,  Investigador de lo simbólico, director de escena, escritor y profesor.

 Jaime Buhigas conversará con Javier Esteban  sobre la iniciación, lo simbólico, lo imaginario y lo real, las geometría divina y las religiones , el viaje del héroe y los laberintos en el camino de la conciencia.

Después, se realizará un coloquio con el público.

69824341-3a5e-4cf8-8cf0-c6bf7efe95d7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jaime Buhigas Tallon; investigador de lo simbólico, dibujante, director de escena y escritor,  es el tercero de cuatro hermanos varones. De su padre ha heredado la vocación docente, el instinto teatral y la sangre asturiana. De su madre, la destreza manual, el ingenio improvisado y la sangre francesa. Tras estudiar arquitectura en Madrid, ganó una beca Fulbright con la que se formó como director de escena en Chicago (Illinois). Investigador de la Geometría Sagrada, está especializado en la sección áurea y la simbología pitagórica. Es autor de los libros “La divina geometría” y “Laberintos”. Como profesor, imparte cursos relacionados con el teatro, mitología comparada, simbología geométrica, dibujo y creatividad. Como artista es director de varias compañías de teatro, dibujante, ilustrador y escritor de numerosos textos dramáticos, entre los que destacamos el libreto de la ópera Altisidora. Es fundador del movimiento de renovación pedagógica «Aprendemos todos: por una educación mejor».Es adicto a los Caminos de Santiago y cree profundamente que el mundo es de los viandantes y por eso no sabe conducir. Cumplió 33 años en Jerusalén y 39 en Etiopía. Detesta las fiestas sorpresa y los pantalones vaqueros. Adora los mapas y si volviera a nacer se haría, sin lugar a dudas, músico. Sus héroes, al igual que él, tienen la nariz grande: Don Quijote, Cyrano de Bergerac y la Madre Teresa de Calcuta.

 principal-portada-la-divina-geometria-es

 

 

Concierto – taller sufí: La experiencia mística a través del recuerdo divino

Encuentros con lo sutil # 11

Por Javier Esteban

Mi corazón se ha abierto a todas las formas: es pasto para las gacelas, convento de monjes cristianos, templo de ídolos, la Caaba del peregrino, las tablas de la Torá y el libro del Corán. Practico la religión del Amor. En cualquier dirección en que sus caravanas avancen, la religión del amor será mi religión y mi fe. Ibn Arabí

El próximo día 13 de Junio, jueves, a las 19.30 horas, el maestro y músico sufí Sheik Hassan Dyck y su Caravana del Amor nos ofrecerán un concierto taller donde narrarán cuentos sufíes y pronunciarán los nombres divinos. Los derviches desplegarán sus alas sobre el viejo cuartel.

Esta experiencia festiva y terapeútica de música, reflexiones y cantos, es sin duda una bella manera de cerrar la primera fase de nuestros encuentros.

 

El sufismo es una de las grandes sabidurías espirituales de la tierra: Rumi, Ibn Arabi o el Mulla Nasrudin son solo algunas de sus más brillantes estelas en la poesía, filosofía o los bufones. La magia del sufismo se desplegará en el Conde Duque para todos aquellos que podáis compartir con nosotros esta experiencia, conducida por este excepcional músico que sabe combinar los estilos tradicionales con ritmos clásicos, jazz y blues. Las letras de sus canciones están inspiradas en los poemas de Rumi, el poeta místico por excelencia. Pero lo que de verdad viene a hacer este derviche es a conmovernos. Ajustar con su chelo nuestras almas. Trabajar sobre el cuerpo sutil a través de la pronunciacion de los divinos nombres…

Alli os esperamos.

 

Hassan Christian Dyck es un artista muy conocido en círculos de música espiritual de Alemania y Europa. Representa una corriente de músicos y creadores que han viajado a Oriente a buscar inspiración e influencias portadoras de un mensaje de fusión de estilos con un toque místico, sin renunciar a las sensibilidades contemporáneas. Sheik Hassan Dyck, fue discípulo del ilustre Ustad Vilayat Khan, uno de los más célebres e influyentes de los músicos indios del siglo XX. Asimismo, formó parte de la Orquesta Sinfónica de Delhi y pasó posteriormente por Damasco y a diferentes países de Oriente, donde ha ido compaginando su labor de compositor e intérprete violonchelista. Desde sus inicios, Sheikh Hassan propone la fusión de las tendencias musicales de diferentes lugares de Oriente, que fluyen en sus conciertos con sabor tradicional. Su principal preocupación es interpretar el mensaje de las expresiones artísticas orientales y, en particular, las que se relacionan con el sufismo y la mística.

En los últimos años ha ganado un merecido reconocimiento internacional por su genuina expresión de música mística que, desde Occidente, recuerda Oriente, y que desde la lengua y la expresión occidental transmite valores del oriente tradicional. También es muy apreciado por aquellas personas amantes de la poesía oriental, ya que acompaña muchas de sus piezas con recitaciones de poemas de Rumi, entre otros conocidos poetas de Oriente. Además, con frecuencia intervienen en sus actuaciones los derviches giróvagos que bailan la tradicional danza sufí de los giros siguiendo el ritmo la melodía.

Su residencia habitual es en Colonia, donde dirige un centro para la difusión de los valores y la cultura espiritual del sufismo. También ha ido alternando su trabajo de solista con colaboraciones tan importantes como Mahmud Sabri componente del famoso dúo de música qawali “Sabri brohters” o la formación italo-alemana Fana. Es director del Osmanische Herberge Das Sufi-Zentrum de Colonia, lugar donde ha puesto en marcha seminarios, cursos y talleres de difusión de la música y la expresión artística suí. También ha organizado el Sufi-Soul Festival, que tiene cita cada primer fin de semana de agosto desde el año 2000.

En España ha asistido a numerosos foros de espiritualidad y festivales de música, realizando conciertos por casi toda la geografía nacional.

Sheik Hassan está considerado un maestro espiritual y es discípulo y representante de Maulana Sheik Nazim, de la Orden Naqshbadi. Su música y cuentos sitúan a los espectadores ante un estado amplificado de conciencia.

Referencias:

http://hassandyck.com/

http://elpais.com/diario/2007/04/13/madrid/1176463466_850215.html

http://www.youtube.com/watch?v=qsTNdcIk1ok

 

 

 

 

 

 

 

El Sufismo: unas pinceladas sobre el camino del corazón

Por Javier Esteban

 

El Señor ha susurrado algo

al oído de las rosas,

por eso se abren

cada día a la caricia luminosa.

Ha murmurado algo a la piedra

y por eso ha surgido

la gema preciosa que centellea

en el fondo de la mina.

También dice algo al oído del sol

cuyas mejillas deslumbran

con relucientes destellos.

¿Qué será lo que el Señor

ha susurrado al oído del hombre

para que éste sea capaz

de amar… incluso a Dios?

Jalaludim Rumi

 

Los sufis dicen que el sufismo es un viaje, un camino que conduce al Corazón.

Para el sufismo el Universo es la emanación del corazón de Dios creador de todo imaginario (Teofanía). Lo divino se redescubre a sí mismo en el espejo de la conciencia de los gnósticos, abierta a la magia de percibir la única realidad mediante la práctica del amor.

 

El sufismo es una de las grandes manifestaciones espirituales humanas, además de un conjunto de saberes y prácticas místicas muy poderosas. Probablemente,  el sufismo sea la escuela de conocimiento más cercana al viejo saber mediterráneo: los árabes sumaron a la Tradición judoecristiana la magia y la filosofía neoplatónica de los griegos, recibiendo además el influjo espiritual de la India. El conocimiento del sufismo es esencialmente intuitivo y está relacionado con las experiencias extáticas y su relato posterior, insertas en la revelación del Corán y el profeta Mahoma, al que condideran el sello de la profecía. Podríamos decir que el sufismo es el corazón del Islam.

 El maestro Nazim Al-haqqani, sheik de la Orden Naqshbandi.

Dicen que el sufi ve su propia existencia como las partículas de polvo que un rayo de sol hace visibles; ni real ni irreal. (Abu,l Hasan ash-Shâdhili).

La noción de Realidad el sufismo  parte del conocimiento intuitivo y del pensamiento mágico. Tal vez por ello, los sabios sufíes sean una mezcla de filósofos, poetas y bufones. Baste citar a tres estelas del sufismo para entender la profundidad de esta escuela: El poeta Jalaludim Rumi, el santo y filósofo Ibn Arabi y el sabio bufón Mulá Nasrudin.

No deja de ser curioso que ochocientos años después el latido poético de América (del que surgen Whitman, Dylan o Ezra Pound) esté siendo conquistado por Jalaludin Rumi, el más grande de los poetas ebrios y presunto inventor de la danza de los giróvagos.  Rumi siguió la sombra de Shams de Tabriz, su Maestro en el despertar, a quien confiesa en uno de sus rubayat:

 

Grité y en aquel grito ardí/  Callé y marginado y mudo ardí/  De los márgenes todos me arrojó/ Al centro fui y en el centro ardí.

 

 Derviches Meulevis, girando como planetas alrededor del Sol. Foto Manuel Uzcanga

De Ibn Arabí (uno de los más importantes místicos y filósofos españoles) podemos decir que es el conocedor que rompe los moldes de la experiencia mística:

Mi corazón se ha abierto a todas las formas: es pasto para las gacelas, convento de monjes cristianos, templo de ídolos, la Caaba del peregrino, las tablas de la Torá y el libro del Corán. Practico la religión del Amor. En cualquier dirección en que sus caravanas avancen, la religión del amor será mi religión y mi fe.

 

Islamismo versus sufismo


Los gnósticos y santos del Islam están en las antípodas de la versión violenta del terrorismo “islamismo” radical y de la intolerancia de la Sharía o Ley islámica.

Bin Laden es un demonio para los hombres de corazón: un demonio que se viste y se hace pasar por uno de ellos, porque “el murmurador” trabaja sin descanso para dominar las almas.

La guerra santa del sufismo sólo tiene lugar en el corazón, puesto que en esencia todo sucede en el corazón y no hay más Realidad que la Unidad.

El sufismo es el néctar del Islam, pero nada tiene que ver con el islamismo. Los sufíes no suelen hacer política, sino que la padecen: han sido perseguidos desde Irán hasta Turquía, desde Afganistán hasta Argelia. Sus lugares santos han sido pisoteados, sus libros quemados, sus visionarios asesinados o torturados salvajemente por quienes hacen de la Ley (Islam exterior) una prioridad absoluta sobre el corazón.

 

 Amansar las almas, práctica sufí.

 

La práctica Sufí

 

El diálogo entre Amado y Amante es el centro de la vía sufí, y sucede en el corazón de cada ser humano. Cada minuto y en cada respiración es recordado el creador para los hombres realizados en la propia extinción de sus apariencias. Eso hace de la vida un viaje iniciático completo que abre a otras realidades distintas: el mundo es un imaginario consciente que percibimos y, salvadas las apariencias, se nos va desvelando. Esta manera de estar presente abre paso al tesoro oculto que mora en cada ser humano.

El viaje interior de los sufíes transforma el tiempo, la percepción y el estado de las cosas. Sus practicantes  se ven desde fuera y desde dentro, rompiendo los límites de la razón. Los ritos y las oraciones multiplican y suspenden el tiempo y las cosas cambian de apariencia. En el jardín del alma se insinúan las rosas y los pájaros, dicen sus poetas.

 

El dickr (ceremonia del recuerdo consistente en la repetición de los atributos divinos o nombres de Allah), convierte las mezquitas en barcos suspendidos en el aire, en medio de una marejada dulce que todo lo envuelve.

 

 

Alegoría de una ceremonía en la que las almas se unen

 

Sobria Ebrietas

 

La ebriedad de los místicos del Islam no ha sido comprendida, como no lo fue la de los místicos cristianos. La mística no interesa a las instituciones ni al poder, porque aleja del mundo a sus practicantes, confundiéndolos a los ojos de los ortodoxos y abriéndolos a realidades secretas que durante siglos quisieron monopolizar los intermediarios del alma.

Baste para cerrar estos apuntes  narrar una de las viejas historias del sufismo. Cuentan que un sufi llamado Abû ´L Hassan estaba en pleno éxtasis divino, sumergido en una orgía con Dios, cuando creyó oir su voz.

– Como se enteren allí abajo de lo borracho que estás te van a lapidar. ¿Quieres que cuente a la gente tu estado para que te lapiden?

El sufi contestó:

– ¿Quieres que hable a la gente de tu infinita Misericordia, para que nunca vuelvan a postrarse ante Ti en oración?