Archivo de la etiqueta: ultima conferencia en españa

ARRABAL: EL GENIO Y LA CREACIÓN

Encuentros Con Lo Sutil#14

Conferencia Magistral de Fernando Arrabal.

” Qué hice al dios Pan para ser el único superviviviente de los cuatro avatares de la modernidad”

MIÉRCOLES 23 de octubre, 20.00 horas. Salón de Actos del Centro Conde Duque.

Presentará a nuestro invitado, Juan José Herrera de la Muela, escritor, diplomático y director del Centro Conde Duque.

***

Hay jugadores que no se toman nada en serio. Y hay hombres que desafían a los tribunales y a la prisión. Pero pocas veces se ven jugadores que no se toman nada en serio y que desafían tribunales y prisiones. Incluso cuando desafía a Franco y a Castro, Arrabal no es un contestatario, un predicador militante. Es un hombre que juega. Concibe el arte como un juego, y el mundo se convierte en un juego en cuanto lo toca. Pero este siglo es un terreno en donde los juegos están prohibidos, una trampa preparada para los jugadores.

Milán Kundera

EL NIÑO ARRABAL

Por Javier Esteban (publicado en L´atelier du roman, la revista de Kundera)

No he visto nunca tan gran monstruo o milagro como yo mismo.

Montaigne

Tras de hablar largo tiempo sobre nuestro común amigo, Alejandro Jodoroswky sentenció:

– Arrabal arrabaliza el mundo.

Y yo apostillé:

Arrabal- sujeto

arrabaliza- verbo

el mundo- objeto.

Arrabal posee el talento de aprehender cualquier circunstancia que requiera su atención, recreándola como si fuera esencialmente una experiencia propia. Semejante alteración de conciencia es la fragua de la creación arrabaliana.

¿No es apasionante desintegrar lo real para reordenarlo desde la incertidumbre épica y la poesía ética? ¿No es curiosa y delirante esta pérdida de distancia entre sujeto-objeto?

Estamos ante una personalidad única, capaz de convertir el propio yo del artista en el centro del mundo. Un ego portentoso, un ejemplo de la individualidad … Alguien capaz de personalizar una guerra civil, la enfermedad gástrica de un tirano, la castración de Picasso, la inteligencia de la cucaracha, la epistemofilia de Dalí o la amputación de Cervantes. Alguien capaz de ser poeta, pintor, dramaturgo, ajedrecista…

Esta manera de percibir lo real como parte de uno mismo es precisamente un atributo esencial de artistas y genios modernos. El mismo detonante del nuevo hombre-artista de la primavera China y el mismo hilo que teje la telaraña cuántica entre el observador y lo observado.

¿Será cierto que en cualquier persona concurre la historia de toda la humanidad, como apunta Borges tras leer al sufí Attar?

Hablamos de una forma de apropiación de la experiencia sensible desconocida en la literatura cristiana hasta las Confesiones de San Agustín.

Tomo del escritor Fernando Sánchez Dragó el término egografía para designar el género literario reinventado entonces.

<< Hasta que el 28 de febrero de 1571 – prosigue Dragó- Michel de Montaigne cumplió treinta y ocho años, abandonó su vida pública, en la que había llegado muy lejos, trasladó su biblioteca de mil volúmenes al torreón que despuntaba en una de las esquinas de su heredad, se encerró en él de por vida y tomó la decisión de pasar el resto de ésta escribiendo ensayos acerca del único asunto que le parecía interesante: él mismo. >>

Pero una cosa es usar la razón y al sujeto para conocerse a sí mismo – nosce te ipsum – y otra reconstruir inconscientemente el espejo del mundo desde el caleidoscopio de las constelaciones emocionales. Convengamos que Arrabalizar el mundo es más parecido a esta segunda experiencia: es locura que cura, antes que un conocerse.

Evidentemente, para los represores y psiquiatras, Arrabal padece una forma de forclusión (falta del nombre del Padre).

El Arrabal niño, agredido por la realidad del triángulo edípico y fantasmático de un padre condenado a muerte y una madre colaboracionista, va ir dando paso al Arrabal que puede jugar con lo real.

Arrabal hace su vida y crea su obra cerrando el círculo de afectación y de necesidad en diálogo creativo sobre lo único que trasciende toda representación: el amor. Amor y filia matemática, tesoro que le es trasmitido en Ciudad Rodrigo por la abuela que lo cuida, pero esencialmente custodiado por su esposa, Luce Arrabal.

El verbo arrabalizar, a día de hoy, sólo se emplea en algunas partes de centroamérica, en el argot del urbanismo, para describir la aparición en algunas capitales de favelas y arrabales. Arrabalizar, sin embargo, debe entenderse en nuestro contexto como sinónimo de embestir molinos de viento ganando al ajedrez, expatriar, jugar seriamente la vida, delirar desde el amor o hacer excéntrico cualquier objeto de conocimiento … Objeto que deviene apasionadamente teñido de poesía y paradoja en la integración del sujeto creador.

Este mismo significado concuerda con la actitud de Arrabal y con el sentido de su vida: Caricato, excéntrico, arrabalesco, bufón, exiliado, pánico, patafísico, anarquista, quijotesco, vidente, ebrio, santo, loco, vate, dramaturgo… y, al fin, siempre niño.

Si observamos su historia personal, los grandes acontecimientos político-psiquiátricos contra Arrabal han tratado de reducir al orden al creador. En la respuesta a ese entorno halla sentido su vida: no rendirse nunca, para poder jugar como un niño que escribe y defiende la torre herida de su yo con las armas y las flores de sus letras y jardines interiores. Pues como explicaba Nietzsche, al cabo, la madurez de todo hombre consiste simplemente en haber vuelto a encontrar la seriedad con que jugaba cuando era niño.

NUESTRO INVITADO

Fernando Arrabal es el dramaturgo vivo más representado en el mundo. Escritor, poeta, artista plástico, bufón y cineasta nació en Melilla (España) el 11 de agosto de 1932. Reside en Francia (diestierrolandia) desde 1955.

Aprendió a leer y a escribir en Ciudad Rodrigo, ganando el Premio Nacional de «superdotado» a los diez años y realizando sus estudios universitarios en Madrid.

Siendo niño sufrió la misteriosa desaparición de su padre, condenado a muerte y después fugado. A causa de este trauma, como escribió el premio Nobel Vicente Aleixandre, «el conocimiento que aporta Arrabal está teñido de una luz moral que está en la materia misma de su arte».

Ha dirigido siete largometrajes homenajeados por Passolini, uno de los cuales recibió un oscar por la interpretación de su actor principal.

Arrabal ha publicado trece novelas, ocho centenares de libros de poesía, varios textos para teatro y varios ensayos, entre los que destacan sus libros sobre ajedrez. Sus novelas han sido traducidas a numerosos idiomas. Su Carta al General Franco tuvo especial repercusión, publicada en vida del dictador.

Arrabal es el único gran intelectual español que no volvió del exilio.

Figuró, a la muerte de Franco, en el grupo de los cinco españoles más peligrosos con Santiago Carrillo, Dolores Ibárruri La Pasionaria, Enrique Líster y Valentín González El Campesino.

Su teatro completo, editado en los principales idiomas, ha sido publicado en dos volúmenes de más de dos mil páginas, en la Colección Clásicos Castellanos de Espasa en 1997, actualizada en 2009.

Con Alejandro Jodorowsky y Roland Topor fundó en 1963 el Grupo Pánico. Es Transcendant Satrape del Collège de ‘Pataphysique desde 1990. Amigo de Andy Warhol y de Tristan Tzara, pasó tres años en el grupo surrealista de André Breton, por lo que Mel Gussow le considera el único superviviente de los «tres avatares de la modernidad».

A pesar de todo su obra, Arrabal sólo alcanzó la fama entre las masas de toda España cuando, en la madrugada del 5 de octubre de 1989, intervino como contertulio en el programa de La Primera de TVE «El mundo por montera», completamente ebrio de luz, en un programa nocturno presentado por Fernando Sánchez Dragó, que ese día trataba el tema del mileniarismo. Al día siguiente, el Consejo de Informativos de TVE aprobaba apartar a Fernando Arrabal de la cadena pública durante un mes, así como repetir el debate sin Fernando Arrabal unos días después.

En el 2010 Fernando Arrabal ha protagonizado el primer film de género Post-panico de la historia. El largometraje Regression ha sido creado y dirigido por Joan Frank Charansonnet Desde el año 2002, Arrabal y Charansonnet han colaborado mutuamente en diversos proyectos artísticos como la Carta de Amor (Teatro Hermitage de San Petersburgo) o la reposición oficial del Arquitecto y el Emperador de Asiria cuarenta años después de su estreno.

Fernando Arrabal es el autor de un teatro genial, brutal, sorprendente y gozosamente provocador. Un potlatch dramatúrgico donde la chatarra de nuestras sociedades «avanzadas» se carboniza en la pista festiva de una revolución permanente. Hereda la lucidez de un Kafka y el humor de un Jarry; por su violencia se emparenta con Sade o con Artaud. Pero es probablemente el único en haber llevado tan lejos la irrisión. Gozosamente lúdica, rebelde y bohemia, su obra es el síndrome de nuestra época de alambradas: una forma de mantenerse alerta.

Arrabal se debate entre la moralidad y el juego, la claridad de la ciencia y la sutileza del alma. El libertario español universal.

 

Links:

 

http://www.arrabal.org/

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Arrabal